La gatita Linda

Los nubitas y otros cuentos es la quinta colección de cuentos de Miguel Ángel Villar Pinto.

La colección consta de 7 cuentos maravillosos: «Los nubitas», «La gatita Linda», «El rey de los ogros», «El duende padrino», «La isla secreta», «Robertinho» y «El tren Tilín».

«La gatita Linda» conseguirá el amor y la plenitud, aunque no como parecía que sería al principio.

Cuando la gatita Linda nació, todos coincidieron en que era la más bonita de la camada. Tenía un precioso y fino pelo aterciopelado, una mirada tierna y encantadora, y se movía con unos pasos mimosos que despertaban una gran sonrisa en aquellos que la contemplaban.
Creció entre grandes cariños, simpatías y afectos, acostumbrándose muy pronto a ellos, pues los consideraba una respuesta natural a su belleza, como así era, efectivamente. Parecía que nadie fuera capaz de negarle nada. Todos la tenían en alta estima y la obsequiaban con detalles para agradarla.
Y así creció la gatita Linda, creyendo que cualquier cosa que quisiera la podría conseguir. Razones para pensar lo contrario no tenía.
Contaba con muchas amigas y otros tantos admiradores; a medida que se iba haciendo mayor, iba descubriendo que su figura esbelta y agraciada le resultaba muy atractiva a estos últimos y, desde entonces, se preocupó por estar siempre lo más guapa posible, no tanto con la intención de conquistar a alguno, sino más bien con la de permanecer en el centro de atención. Sus amigas la envidaban por ello, y los gatitos la halagaban con palabras, sonrisas o miradas. Esto era, sin duda, lo que más le gustaba, y quería que nunca cambiara.
Se volvió entonces muy coqueta, y empezó a considerar su propiedad más valiosa a su armario, pues este le permitía escoger la ropa que más la favorecía según el día, el mes y la estación del año... (¿Quieres saber cómo termina el cuento «La gatita Linda»? Encontrarás el final en la colección de cuentos Los nubitas y otros cuentos).

0 comentarios:

Publicar un comentario